INTERACCIÓN. Virtualidad y Realidad.

“Technology has become the architect of our intimacies…” (La tecnología se ha convertido en el arquitecto de nuestras intimidades…). Esta frase contenida en  Alone Togheter, libro de Sherry Turkle, me ha dado pie para reflexionar sobre un aspecto vital de la vida, íntima o pública, de todo ser humano: la Comunicación. Un proceso donde la Interacción es el alfa y omega, porque persigue establecerla, regularla y operacionalizarla. La era digital ha ratificado que aquella explicación, surgida de la transmisión de la información, clarificó el sempiterno modelo de comunicación que durante varias décadas enriquecieron tantos estudiosos de la materia, aportando interesantes axiomas y premisas como, por ejemplo, el Modelo Orquestal de la comunicación humana que llevaron a Paul Watzllawick, Erving Goffman, Ray Birdwhistell y Margaret Mead, de la Escuela de Palo Alto, California, a establecer la importancia de los procesos de interacción en la configuración de los procesos comunicativos.

Frase de D Berlo

Pongámonos en contexto. Las redes sociales le dieron un giro de tuerca a la forma de interactuar en la red, agregaron elementos novedosos al código, modificaron la actitud, dieron protagonismo a los usuarios, enriquecieron la aptitud, pasamos de ser consumidores a prosumidores. También generaron animadversión, miedos… resumiendo, resistencia al cambio. Sin percatarnos que el modelo sigue siendo el mismo: Emisor-Mensaje-Canal-Código-Receptor. A mi entender, aquí lo que ocurrió, ocurre y seguirá ocurriendo, es que ahora se interactúa, el receptor ya no es un ente pasivo, se transformó en Perceptor, percibe por diferentes canales. Ayudémonos definiendo la Percepción, se trata de aquella actividad individual y propia de los seres humanos, mediante la cual interpretan, procesan y construyen lo que perciben como realidad, en una interacción consciente y explicita entre el entorno, los estímulos que registran sus sentidos y su experiencia, considerando, entonces, que por lógica están relacionadas con los sentidos, es decir, auditivo, táctil, visual, olfativo y gustativo; que la Programación Neurolingüística (PNL) ha demostrado fehacientemente.

Proceso de la Comunicacion

Pero volvamos al tema de la Interacción. Para ello anotaremos tres acepciones: 1.- Acción ejercitada de manera recíproca entre dos o más fuerzas, objetos, agentes, etc. 2.- Modificación que se efectúa en el comportamiento de un individuo cuando otro individuo acciona sobre aquél. Y 3.- Aplicado este término a la Psicología Social, es la manifestación por la cual se establece la influencia social que recibe el individuo. Entre ellas se encuentran las que se establecen de persona a persona, cuya influencia es mutua; las que se establecen entre una persona y un grupo en la cual puede ocurrir que la persona reciba influencia del grupo, en este caso se le llama conformidad o que la persona influya sobre el grupo, que es el caso del liderazgo. Por último, están las que se establecen entre grupos que se pueden dar a partir del conflicto o de la cooperación.

Remito aquí a la lectura de un interesante artículo de Jordi Bernabeu, El aprendizaje en la Red. Usos y dilemas, de donde extraigo esta cita “…Pueden existir usos problemáticos que están en periodo de estudio –por su novedad– o bien de transformación –redimensionando problemas ya conocidos. A la comunidad profesional –de la atención social, educativa, psicológica y sanitaria– le preocupan, principalmente, tres tipos de problemas: (1) los vinculados a la sobreutilización y/o posible dependencia (Carbonell, Fúster, Chamarro y Oberst, 2012); (2) los relativos a la cuestión relacional –ciberasedios y derivados– (Avilés, 2013), y (3) los relativos a la existencia de consecuencias en torno al uso simultáneo y convergente de diferentes pantallas (Jenkins, 2008). Y, por otra parte,

Interacción en su más pura acepción, con sus altas y bajas, con sus particularidades; que le agregan interesantes y complejas aristas a la comunicación interpersonal; que, en el ámbito virtual, se manifiesta a través de la escritura: correos electrónicos, mensajes de texto y wasap. La dinámica digital ha llevado a colgar fotos y gráficos con lo cual apareció Instagram, Pinterest; más recientemente, subir videos, con Yuotube a la cabeza, Snapchat, a la que se están uniendo Facebook, donde los vídeos generan un 54% más de “me gustas” y un 104% más de comentario; y Twitter que ha hecho aumentar las interacciones hasta en un 60%. Que se complementa en general con el consumo de vídeo en línea que ha aumentado un 155% sólo en el último año, gracias a la popularización de las redes 4G de alta velocidad, que  permiten disfrutar del vídeo en cualquier momento y desde cualquier lugar, y porque las publicaciones en redes sociales que incluyen vídeo generan hasta un 90% más de interacciones (más me gustas, más comentarios…)

Cabe una pregunta a modo de corolario: ¿Será que la naturaleza misma de la interacción está indicando que la comunicación, en el plano virtual de las redes sociales, requiere del contacto cara a cara del plano real, para hacerla más genuina y libre de “males”? Este será tema de una próxima entrega.

Por lo pronto, agradecería que dejes tu comentario y compartas entre tus seguidores este enlace.

Saludos

Leonardo Coronel

Siempre, En Guardia…

Fuentes consultadas:

Álvarez, P. La despersonalización y la (in)comunicación en las redes sociales.

Recuperado de: https://psicologiaymente.net/social/despersonalizacion-redes-sociales#!

Bernabeu, J. (15/01/2014). El aprendizaje en la red (I). Usos y dilemas.

Recuperado de: http://blogs.cccb.org/lab/es/article_laprenentatge-a-la-xarxa-1-usos-i-dilemes/

www.Infobae.com. El impacto de las redes sociales en el lenguaje. (03/07/2016). Recuperado de: http://www.infobae.com/tendencias/2016/07/03/como-las-redes-sociales-impactan-en-el-lenguaje/

http://emilua3008.blogspot.com/2009/08/modelo-lineal-harold-lasswell-los.html

Moreno, M. (23/05/2016). Todo sobre el uso del vídeo en las redes sociales.

Recuperado de: http://www.trecebits.com/2016/05/23/todo-sobre-el-uso-del-video-en-las-redes-sociales/

http://www.alonetogetherbook.com/

https://definiciona.com/percepcion/

http://quees.la/interaccion/

 

¿Nos comunicamos?1-3

Cada segundo de nuestros días, todos los días, estamos invadidos de información, cada vez más estamos ávidos de información. Somos emisores y/o receptores activo-pasivos. Estamos en un perenne comunicarnos, por distintos medios, en diversos contextos, con múltiples individuos, enfrentados a una inagotable variedad de criterios. Somos dependientes de la comunicación y se ejerce ignorando la complejidad de su desarrollo, desconociendo por completo que se trata de un proceso.

¿Por qué no me entiendes? ¿Qué hago para que me entiendas? “oye, perdóname, definitivamente pareces una topia, más claro no te lo puedo decir”. Preguntas y expresiones diversas se emplean para manifestar la frustración e incapacidad para comunicarse. Explicación tras explicación sin conocer que el ser humano es subjetivo. Hermanos, nacidos del mismo vientre, formados con idénticos criterios, en el mismo ambiente, parecidos físicamente y con formas de pensar, actuar y proceder absolutamente distintos, con sus matices, pero distintos. Cada cual con su inteligencia, sus dotes, sus capacidades e incluso con sus gustos y preferencias le dan sustento a la forma como procesan un mensaje.

Repasemos con un ejemplo cómo es ese proceso y los elementos que lo integran. Juan es el EMISOR, la fuente desde donde proviene o se inicia la comunicación; emite un MENSAJE, elaborado o no, que guarda una intencionalidad, un fin; es enviado a través de un MEDIO mediante el uso de la voz; dirigido a José, el RECEPTOR, la persona a quien va dirigido el mensaje de Juan. José emitirá una respuesta verbal o no verbal que servirá de REALIMENTACIÓN para  que el proceso de comunicación continúe, bien sea ampliando y/o clarificando la información y con ello la intencionalidad de Juan.

Esta apenas es un tipo de comunicación: la interpersonal. Esa comunicación que a diario practicamos con nuestros más allegados: la pareja, el hijo, la compañera de trabajo, con la que nos despacha el cafecito en la panadería, el mototaxista que nos trae de vuelta a la casa, hasta con el desconocido que nos toca de compañero en la camionetica o autobús y así una larga lista que se acrecienta con el paso de las horas de un día cualquiera de nuestras vidas. Es un proceso incesante. Cada segundo se enriquece con los múltiples mensajes que enviamos y recibimos.

Si pusiéramos atención sólo a los mensajes no verbales que nos envían o los que envían a otros, no nos alcanzaría el tiempo para nada más. Comience a poner en práctica con especial atención, captar en su interlocutor gestos, expresiones, muecas, frentes arrugadas, movimientos de los ojos, de las manos, posturas al estar de pie o sentando, entre otras, para que se dé cuenta que el viejo dicho “un gesto vale más que mil palabras” expresa una absoluta realidad. Se sorprenderá saber que en muchas ocasiones se dice una cosa con las palabras y con los gestos se expresa otra totalmente distinta. Dice una frase anónima “La mayor parte del tiempo no nos comunicamos sólo tomamos turno para hablar”.